dimecres, 3 de gener de 2018

¿Por qué las TIC en educación?

Dr. Pere Marqués Graells, Director del Grupo de Investigación "Didáctica, Innovación, Multimedia" (DIM).

¿Por qué debemos utilizar las TIC en Educación?

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), también llamadas "tecnologías digitales" son incuestionables y están ahí, forman parte de la cultura tecnológica que nos rodea y con la que debemos convivir.

Incluimos en el concepto de TIC no solamente la informática y sus tecnologías asociadas, telemática y multimedia, sino también los medios de comunicación de todo tipo: los medios de comunicación social ("mass media") y los medios de comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico, como el teléfono, el fax...

En este contexto, presentamos a continuación seis razones de peso, y otras consecuencias beneficiosas, que se desprenden de la utilización de las TIC por parte del alumnado:

1. - Competencia digital e informacional del alumnado. Es necesario que los alumnos desarrollen sus competencias digitales e informacionales, ya que la sociedad donde vivimos es digital, es decir llena de tecnología TIC, y exige a sus ciudadanos que utilicen bien esta tecnología. Y las personas que tienen estas competencias, además, pueden aprovechar la tecnología para desarrollarse mejor, adaptarse mejor, encontrar mejores trabajos, etc.

Se dice, y esto provoca confusiones, que nuestros alumnos jóvenes son "nativos digitales" (afortunada expresión de Marc Prensky) y que saben mucho de TIC. Pero esta metáfora provoca confusiones, porque es una verdad a medias... Es verdad que los jóvenes saben mucho sobre las TIC, pero básicamente saben mucho sobre el uso (vinculado a sus intereses) que hacen de estas tecnologías: videojuegos, buscar música y películas, redes sociales... Y nos podemos preguntar: ¿Los jóvenes aplican buen juicio crítico cuando hacen búsquedas en Internet? ¿Saben hacer un uso inteligente de los programas y apps para aplicarlos a la resolución de problemas reales importantes para los estudios o el trabajo? Todo esto... y muchas habilidades, conocimientos y actitudes más que integran la competencia digital, requieren MUCHO tiempo de práctica y buena maestría.

Por ello, y por la importancia de la competencia digital hoy en día para todos los ciudadanos, hay que asegurar su aprendizaje en la etapa de enseñanza obligatoria de la escuela. Y es necesario que se aprenda utilizando los ordenadores y demás dispositivos digitales. Por eso no podemos tener miedo a que los alumnos estén mucho (entre un 30 % y un 50 % del tiempo de escuela) conectados a Internet... porque los tenemos que educar como personas morales y usuarias inteligentes de Internet. El aprendizaje de un uso crítico e inteligente de las TIC es como el aprendizaje del montar en bicicleta, cocinar o usar la calculadora científica: es necesario disponer de bicicleta, horno o calculadora y exige muchas horas de práctica. NO se puede aprender sólo con explicaciones teóricas.

A veces, la familia puede ayudar también a sus hijos a desarrollar esta competencia digital; pero en otras ocasiones será el estudiante quien acerque a su familia el conocimiento sobre el manejo y las funcionalidades de estas tecnologías. 

2. - Productividad. Un buen uso de las TIC nos hace más productivos: hacemos un trabajo similar o mejor en menos tiempo, o realizamos tareas nuevas que antes no podíamos hacer...

La informática es la tecnología que se ocupa del tratamiento automático de la información, mientras que Internet es una red telemática mundial para la información, la comunicación y la realización de todo tipo de actividades “a distancia” (hay muy pocas cosas que podamos hacer en el mundo físico y no podamos hacer también en Internet), muchas veces con "valor añadido" (no hace falta salir de casa, más rápido, más barato...). Por ello, a Internet muchas veces lo llamamos también "ciberespacio" o "mundo paralelo virtual".

Profesores y alumnos no podemos desaprovechar esta posibilidad de alcanzar mayor productividad que nos ofrece un buen uso de las TIC. Es como disponer de un poderoso robot cognitivo que nos ayuda a hacer muchos trabajos: escribir, calcular, crear bases de datos, buscar información, estudiar, comunicarnos, compartir, publicar, trabajar con otros... La tecnología nos ayuda, sí, pero la inteligencia la tenemos que poner nosotros, nosotros somos los que diremos a las máquinas qué deben hacer (la calculadora científica nos puede ayudar mucho, pero como nosotros no sepamos resolver el problema... de poco nos servirá).

¿Qué profesor prepara apuntes o esquemas de la asignatura escritos sólo a mano o con la máquina de escribir? ¿Quién se desplaza a la biblioteca para buscar informaciones que ya sabe que puede obtener también en Internet desde su ordenador?

Y no tengamos miedo del "copia y pega". Si hacemos que los alumnos tengan que explicar y argumentar sus trabajos ante toda la clase (y al profesor) proyectándolos en la pizarra digital, ya no importará que los estudiantes "se documenten" en Internet, pues habrán tenido que estudiarlos a fondo para (sin leer en la pantalla) exponerlos y responder a las preguntas que vayan haciendo sus compañeros y el profesor. 

3. - Recurso didáctico para innovar. Tenemos problemas en la escuela. Un poco más del 30 % de los alumnos no aprende lo que consideramos que debería aprender. Y decimos que fracasa: "fracaso escolar".

Fracasan los alumnos, fracasa el profesorado, fracasa la escuela, fracasa la administración educativa, fracasan los padres, fracasa la sociedad... Debemos hacer algo nuevo. Si seguimos haciendo lo que hemos hecho hasta ahora, el resultado obviamente será el mismo: un 30 % de fracaso escolar.

Las TIC (hardware, software y materiales multimedia de apoyo) nos proporcionan nuevos dispositivos para apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje (pizarra digital, tabletas digitales y netbooks, plataformas educativas...) y una infinidad de recursos didácticos (libros de texto digital y otros contenidos educativos multimedia) que proporcionan información (textual, gráfica, vídeos...), ejercicios interactivos autocorregibles, entornos virtuales de aprendizaje (EVA) y para el trabajo colaborativo... Son como un enorme baúl de nuevos instrumentos que... tal vez... nos podrán permitir hacer cosas nuevas, aplicar nuevas metodologías, reducir el fracaso escolar... tal vez.

Sin duda no basta con los nuevos instrumentos, es necesario aplicar nuevas metodologías. Esta será la clave del éxito. Metodologías como el "currículum bimodal", que nos ayudará a evolucionar nuestros sistemas de enseñanza, aprendizaje y de evaluación con el fin de que nuestros alumnos reciban una formación más adecuada a las exigencias del mundo actual, aprendan más y mejoren su rendimiento (con lo que además logramos reducir el fracaso escolar).

4. - Actualización curricular. Las TIC están en todas partes, y casi todas las actividades y campos de conocimiento reciben sus influencias.

Con su apoyo, las tareas se realizan de manera diferente a como lo hacíamos antes: nuevas herramientas en todas partes que modifican la forma de trabajar y también nos permiten hacer cosas nuevas. Nuevas herramientas generales y también nuevas herramientas específicas de cada campo de conocimiento, que a su vez pasan a formar parte de los diferentes campos de conocimiento.

Las asignaturas reciben, por lo tanto, nuevos contenidos, al tiempo que las TIC facilitan también el trabajo de sus contenidos tradicionales, como ocurre en el caso de la utilización de Google Earth o las herramientas de geolocalización en Geografía, en el caso de los simuladores de fenómenos físicos (por ejemplo los laboratorios virtuales de óptica o electricidad), las líneas de tiempo en Historia...

5. - Aprendizaje continuo. Las personas que vamos por el mundo con un smartphone en el bolsillo, o que disponemos de una tableta digital o de un ordenador... tenemos a nuestra disposición (casi) toda la información del mundo. Es como si tuviéramos un "genio" o un "espejito mágico" en el bolsillo, a quien pudiéramos preguntarle siempre todo lo que necesitamos saber. ¡Fantástico!

Sí, ¡fantástico!... pero será necesario que sepamos hacer las preguntas adecuadas al "genio", será necesario que sepamos escoger críticamente entre las múltiples respuestas que, a menudo, nos dará el "espejito mágico". Y esto sólo lo aprenderemos, en la escuela o quizás también en casa o en el trabajo, después de MUCHAS horas de práctica: el buen piloto se hace con muchas horas de vuelo.

Las personas que hemos integrado los smartphones y estamos siempre conectados a Internet, los que hemos evolucionado a “i-persons”, somos potencialmente mucho más poderosas que los demás “Homo Sapiens” porque nos estamos adaptando mejor al nuevo escenario cultural, somos casi omniscientes. Podemos saberlo casi todo... cuando nos convenga. No necesitamos memorizar las cosas, aunque sí es imprescindible tener un buen vocabulario... ya que de lo contrario nos faltarán palabras para hacer las preguntas adecuadas al "genio" y para entender lo que éste nos conteste.

Además, podemos haber construido nuestra “memoria externa personal”, que es como una extensión virtual de nuestro cerebro, como una libreta de apuntes o un "espacio web personal" que nos facilita tener mucho más a mano las cosas que consideramos más útiles para nuestras actividades. En los ámbitos educativos también se denomina "entorno personal de aprendizaje" (EPA).

6. - Comunicación y multipresencialidad virtual. Las TIC nos permiten comunicarnos con cualquier persona que tenga identidad digital y también hacer cosas casi de manera simultánea en varios lugares lejanos entre sí.

Somos esencialmente seres sociales, y con las TIC podemos ampliar nuestro campo de actuación e interrelación. Podemos enseñar, aprender, ayudar, pedir ayuda, compartir... podemos tener una vida más plena.

Otras ventajas que comporta el uso educativo de las TIC en el marco del nuevo paradigma formativo de la Era Internet:

Además de todo lo expuesto, utilizar las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje contribuirá a que los alumnos desarrollen:
- Autonomía: las TIC ponen casi todos los elementos a nuestro alcance, nos hacen más autónomos.

- Toma de decisiones: en Internet hay muchas cosas, y deberemos elegir. Tendremos que aplicar criterios.

- Desarrollo de criterio: aplicaremos criterios para tomar decisiones, que irán bien o no, y así iremos aprendiendo.

- Aprendizaje a partir del error: en Internet podemos hacer muchas cosas, siempre tenemos muchas alternativas. Unas irán bien, otras no. Aprenderemos de los errores.

- Desarrollo de habilidades sociales: estamos mucho más en contacto con los demás: correo electrónico, redes sociales...

-Trabajo colaborativo: las TIC nos ofrecen entornos "ad hoc" para el trabajo colaborativo a distancia.

- Compartir y participar: las TIC nos ofrecen muchos entornos para compartir (preguntas, materiales, alegrías, informaciones...). Y compartir en digital no consiste en dar una cosa y dejar de tener la propiedad de lo que comparto; compartir en digital es multiplicar: cuando comparto una cosa, ésta se multiplica de manera que todos puedan tener una copia de la misma (siempre que la ley de propiedad intelectual lo permita).

- Creatividad: tener mucha información nos ayuda a ser creativos (la información es materia prima para la creatividad). Tener muchas herramientas diversas (como nos ofrece las TIC) nos permite encontrar "nuestro talento" y poder ser creativos desarrollándolo.

- Perseverancia: las TIC, Internet... nos ofrecen tantas informaciones, herramientas y oportunidades que... ¡si persistimos lo conseguiremos!

- Lenguas: en Internet se ve la importancia de los idiomas. Si tenemos más idiomas, disponemos de más información, más herramientas, más posibilidades... Tenemos motivos para intentar aprender idiomas... y tenemos la oportunidad de practicar y aprender varios idiomas en Internet.

La utilización intensiva de las tecnologías digitales en los procesos de enseñanza y aprendizaje, la aplicación del currículum bimodal, la elaboración por parte del alumnado de su memoria externa y el aprendizaje de la gestión de su conocimiento (ahora distribuido entre lo que ha memorizado en su cerebro y lo que ha recopilado en su memoria externa) son algunos de los principios básicos del nuevo paradigma formativo que se está configurando en el mundo actual, en la Era Internet. 

Son nuevos tiempos que nos proporcionan nuevos instrumentos para desarrollar nuestras actividades y nos exigen nuevos saberes. El mundo educativo debe ajustar sus objetivos formativos a esta nueva realidad y debe integrar las tecnologías digitales para, BIEN UTILIZADAS en los momentos adecuados (en la escuela no hay que usarlas continuamente), lograr que los estudiantes desarrollen su competencia digital y mejoren también los demás aprendizajes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada